Emboscada

Autor/a: Nora Roberts
Título original: The search
Editorial: Plaza y Janes Editores
Nº de páginas: 528
ISBN: 9788490321126
Año de publicación: 2001
Libro único
Precio: AR$299,00

A ojos de los demás, Fiona Bristow lleva una vida idílica. Vive en una casa bonita en una isla de la costa de Seattle, se dedica al adiestramiento de perros y también colabora con la policía en la búsqueda de personas. Tampoco le falta buena compañía: para esto tiene a sus tres perros labradores cariñosos y fieles. Pocos conocen la pesadilla que vivió antes de llegar aquí. Fiona fue la única que sobrevivió al ataque de un asesino en serie, un perturbado que acechaba y raptaba a mujeres jóvenes. A todas las estranguló y las enterró junto con un pañuelo rojo, a todas menos a Fiona. Además, cuando estaba a punto de ser capturado, el asesino mató a un policía, el novio de Fiona. En la isla de Orcas, Fiona ha encontrado la paz y la tranquilidad que necesitaba para rehacer su vida. Sin embargo, todo esto cambia cuando Simon Doyle llama desesperado a su puerta. A pesar de que nunca le han gustado los perros, le han regalado uno que le está destrozando la casa. Adiestrar al cachorro no le presenta ningún problema a Fiona, pero no ocurre lo mismo con su dueño. Simon tampoco quiere tener relaciones con ninguna mujer y menos con una como ella, demasiado alta y delgada, y además pelirroja. Mientras ambos luchan contra sus sentimientos, un asesino acecha a la única mujer que se escapó.



Muy bien ¿Por dónde se puede empezar con este bello libro?
No sé si ya lo habré mencionado pero me encanta el romance y amo a esta autora profundamente. Creo que tengo todo un estante lleno de sus libros porque son geniales. 
Tal vez al ver de que tiene demasiados libros uno puede llegar a interpretar de que no tiene la mejor redacción o escritura, pero sinceramente, es espectacular. 
No es nada muy difícil de seguir, son fáciles de leer y muy atrapantes.
Este es uno de mis favoritos: Emboscada.
Para empezar, los perros que aparecen  en este libro son extremadamente perfectos. Y en si, son los que unen a los protagonistas, y eso me encanta.
Fiona Bristow es una mujer muy segura de si misma, inclusive luego de todo lo que tuvo que pasar. Supo superarlo, dentro de lo que pudo, y siguió con su vida, no sin tener miedo constante, claramente. Sin embargo, pudo continuar su vida sola junto a su madrastra, que es su mejor amiga desde que se casó con su padre. 
En el pequeño pueblo de la isla de Seattle se conocen todos, por eso cuando llega el nuevo vecina, Simon Doyle, todos lo saben  al pasar solamente una hora aproximadamente (pueblo chico, infierno grande).
Son dos polos totalmente opuestos, y se dan cuenta al instante en que se conocen, que es cuando Simon lleva a su cachorro, Tiburón, para que sea adiestrado por Fiona.
Cuando comienzan todas sus clases ambos protagonistas comenzarán a conocerse más y más y se darán cuenta que por ser polos opuestos deben estar juntos, uno tiene lo que le falta al otro.
Es romántica, tiene suspenso, acción y tiene perros, ¿qué mejor para una novela? La mejor combinación jamás pensada... (Estoy exagerando, aclaro.)
Otra cosa para destacar del libro es la portada, me encantó esa imagen porque a medida que uno va avanzando en la lectura se da cuenta de la relación que existe verdaderamente y la metáfora, que tal vez, se intenta mostrar.

"Con un buen adiestramiento, un hombre puede ser el mejor amigo del perro"
"En su opinión, una de las mejores cualidades de los perros era su alegría absoluta al ver regresar a si amo a casa, ya hubiera faltado unos minutos o cinco días. Era un amor incondicional e infinito."
"No eres guapa, pero creas adicción..."


4/5 Whispers ♥






Share this:

JOIN CONVERSATION

    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola susurrador/a! Espero que te guste el contenido del blog.
No te olvides que este blog
se alimenta de tus comentarios y por favor no hagas spam.
Si querés que te siga podés dejarme tu link en la entrada de 'Iniciativa Seamos Seguidores'.
Disfrutá de la lectura y nos leemos.
. .